Cloud vs On-premise ¿cuál elegir?

Si tu empresa ya ha dado el paso de contratar un CRM o un ERP, el debate que surgirá será sobre la elección del tipo de implementación: on-premise o en Cloud, o lo que es lo mismo, en los propios servidores o en la nube.

Antes de nada, conviene recordar la diferencia entre CRM y ERP. CRM hace referenciar a aquellos programas que tienen por objeto la mejora de ventas y el ERP, sin embargo, está enfocado a los procesos de negocio y el intercambio de datos entre departamentos de la empresa. En cualquier caso, la cuestión sigue siendo la misma: Cloud versus on-premise, ¿cuál elegir?

El Cloud permite hacer previsiones de costes a corto y largo plazo, ya que se puede controlar el consumo de datos a tiempo real. Además, el ahorro que supone es evidente ya que no hace falta adquirir ningún tipo de hardware adicional (el software se ejecuta en su propio hardware o infraestructura IT). En cuanto a la seguridad, ésta depende del proveedor, pero eligiendo un proveedor con un Cloud de calidad la seguridad está garantizada. En myCloudDoor, por ejemplo, trabajamos con Microsoft. A nuestro parecer es el Cloud más seguro porque es líder en seguridad, privacidad y cumplimiento. Todos los servicios de Microsoft se verifican independientemente para cumplir los requisitos legales y fue el primer proveedor en la nube que se adhirió a ISO 27018. A nivel de personalización, la empresa y el proveedor pueden trabajar conjuntamente aunque quizás sea ése el punto más débil de esta solución, ya que ofrece poca flexibilidad. Por otro lado, la implementación en Cloud es mucho más rápida y eficiente, ya que el equipo de la empresa quedará liberado de esta tarea y sólo tendrá que supervisar. En este mismo blog os hablábamos de myCloudInstant, una herramienta que ofrece soluciones innovadoras ahorrando tiempo y dinero, ya que predice los costes de consumo: la manera más eficiente de migrar a Cloud.

On-Premise, a priori, puede parecer más barato pero hay que tener en cuenta que hay que pagar gastos asociados a IT, otro hardware y puede suponer un riesgo, ya que no se puede saber la inversión que habrá que hacer según pase el tiempo. La seguridad puede parecer más alta, ya que queda en manos de la propia empresa, pero esto es una falsa creencia. No todas las empresas están preparadas y no todos los equipos están al tanto de los últimos requisitos, como el GDPR. En cuanto a la personalización, sí que es una gran ventaja, pero requiere mayor tiempo de desarrollo. Esto último puede ser un arma de doble filo, el tiempo de implementación puede alargarse más ya que el hecho de no trabajar con expertos que diariamente se dedican a ello, puede eternizar el proceso.

Teniendo todas las cartas sobre la mesa, ¿qué elegirías? ¿Cloud u on-premise?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy