Por qué la transformación digital depende de la nube pública

Forrester ya lo decía el año pasado: “la informática en la nube acelerará radicalmente la transformación empresarial en todas partes. Claramente vemos que el papel de la tecnología cloud es de catalizadora de la transformación digital en compañías de todo tipo y así lo dice el informe que ya comentábamos por aquí, Quint Wellington Redwood, que el 2019 será el año del “gran salto a la nube”. Hoy veremos por qué la transformación digital depende de la nube pública y cómo así lo estamos viviendo ahora mismo.

Cabe destacar esta cifra: casi el 60% de las empresas norteamericanas ahora dependen de plataformas de nube pública, cinco veces el porcentaje que hace sólo cinco años. Paralelamente, las nubes privadas también están creciendo rápidamente, ya que las empresas no sólo trasladan las cargas de trabajo a las nubes públicas de híper escala más importantes, sino que también crean plataformas de nube locales en sus propios centros de datos, utilizando gran parte del mismo software de código abierto que pueden encontrar en las nubes públicas. Ya en 2016, Microsoft apuntó que la nube servía a las empresas como uno de sus pilares tecnológicos fundamentales. “Usar la nube para atraer clientes, darle poder a los empleados, optimizar procesos y transformar productos y servicios acelera los negocios digitales”, decía Jorge Silva, director general de Microsoft México en el Cloud Innovation Summit México.

Híbridas y Multi Cloud

De cara al futuro, la nube publica es la opción de almacenamiento más atractiva para que muchas organizaciones hagan realidad su transformación digital. Según el informe Evolution, elaborado por Silicon, el 58% de los 9.000 responsables informáticos encuestados planea aumentar el almacenamiento en la nube pública en los próximos 18-24 meses en cambio, sólo el 34% afirma que tiene intención de utilizar más el almacenamiento local en este mismo periodo. Este informe plantea la idea de que las empresas se están cambiando demasiado rápido a la nube pública. Para la mayoría de los encuestados, las ventajas son la disponibilidad, el ahorro de costes y la facilidad de uso. Aún así, la tendencia, en este sentido, es que el futuro sea híbrido y multi cloud, así lo asegura Ronald Sens, director de marketing de una multinacional proveedora de cloud para la región de EMEA, publicado en ComputerWorld: “La capacidad de las empresas para tener aplicaciones que se ejecutan en diferentes infraestructuras, nubes públicas y privadas con orquestación común es tentadora. Las nubes múltiples, con cargas de trabajo diferentes que se ejecutan en una variedad de nubes y se gestionan por separado se convertirán en el modo dominante, mientras que las nubes híbridas ‘verdaderas’ comenzarán a surgir”.

Todos estos informes revelan que el próximo año, la informática en la nube se establecerá como la base de las plataformas de aplicaciones empresariales del futuro. El gasto en cloud aumentará a medida que las empresas adopten las herramientas y servicios de la nube en cualquier lugar y en la medida de lo posible. Y que el resultado será un éxito en tanto en cuanto la gestión sea eficiente y nuestro proveedor el mejor para nuestra compañía.

Marcos De Pedro
CEO at myCloudDoor

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy